“Enrique González Heredia un amigo y un artista del Kamishibai”


“Enrique González Heredia un amigo y un artista del Kamishibai”

 

 

A veces me siento solo… y a veces sólo me siento.

Enrique González Heredia.

 

 

El promotor de la técnica japonesa de teatro de papel “Kamishibai”, Enrique González Heredia nos ha dejado un legado y una amistad interminable. Partió a los 56 años la noche del domingo 13 de julio de 2014 en la ciudad de Santa Cruz Atizapán, en el Estado de México. Se fue al igual que los grandes escritores qué nos han deleitado con sus lecturas, él cuentista, cuentero, promotor de lectura, de la cultura tanto oriental cómo occidental, el mago de la palabra nos deleitaba con sus cuentos, sus historias, recorría urbes, calles, plazas, avenidas, bajo el asfalto. Suspiros no se detenían hasta qué encontraba lectores y amigos, los atraía con ese encanto de los narradores: la palabra. Su palabra seducía. Pero también transmitía la más sincera de las emociones. Del llanto, a la alegría, del hechizo mágico a la diversión. Quizá magia sea uno de los secretos qué encerraba en su cajita. Ese objeto qué era parte de su cuerpo y que transmitía al igual que el arte del relato.

 

 

 

“La mirada de Enrique González Heredia antes de contar cuentos”.

Kamishibai: teatro de papel.

Kamishibai: teatro de papel.

 

   Donde llegaba, muy serio y con elegancia te miraba a los ojos, muy seguro de sí mismo, ya te había atrapado con esa pregunta qué todos se hacían, ¿Qué es eso? ¿Qué tiene? Y entre el misterio y la duda. Empezaba la duda por carcomerte. Pero la presentación de lo más extraordinario. Sus palabras abrían el silencio como las cortinas:

Tocaba dos artilugios de madera

“Quizá magia sea uno de los secretos qué encerraba en su cajita”.

 

 

“Toc-toc-toc-toc-toc”.

Hyoshigi, instrumento utilizado por los gaito kamishibaiya o cuentistas de Kamishibai para anunciar su llegada.

 

 

“¡Mukashi, mukashi!”

“Señoritas y señores necesito su atención, no quisiera ser molón, ni granjearme sus rencores; vengo a escribir sin temores, una pausa para los males, cuentos historias, retales de Francia, Rusia o Bombay, este es mi Kamishibai, yo soy Enrique González”

“Y a la manera tradicional del Japón vamos abrir el Kamishibai”.

    Enrique comenzaba con sus fascinantes historias abría su teatrito de madera, dos puertas pequeñas con un telón detrás rojo, se lograban ver las cartulinas con unos dibujos hechos con colores, un delineado, un arte qué se mesclaba con la voz de Enrique y atrapaba a los espectadores por los dibujos y por su arte de contar cuentos, era todo un cuentero y cuentista. Sus adaptaciones eran muy diversas, cosmopolitas, es la palabra, basados en literatura con autores como Frederick Brown, Juan José Arreola de todos sus cuentos y ficciones del Argentino Jorge Luis Borges, y sus notables obras cuentistas también las adaptaba de maravilla, él sabía guionismo. -Le daba vida al cuento con el arte de los grandes, la de, las palabras mayores-. Apoyado con ilustraciones en color sacaba una a una a la vez de qué el relato avanzaba.

Sobre su Kamishibai

   La técnica recogida del antiguo arte japonés”Kamishibai”  (紙芝居), significa “drama de papel“, es una forma de contar historias que se originó en los templos budistas de Japón en el  siglo XII, donde los monjes utilizaban “emaki”  (pergaminos que combinan imágenes con texto) para combinar historias con enseñanzas morales para audiencias mayormente analfabetas. 

   Hyoshigi, instrumento utilizado por los gaito kamishibaiya o cuentistas de Kamishibai para anunciar su llegada.

 

“Kamishibai, Teatro de papel, el repertorio”.

   Cada espectáculo consta de la narración de tres cuentos con duración aproximada de 6 minutos. Entre la narración de las historias se dialoga con el público para recuperar los puntos más importantes de la historia.

   Hasta el momento se cuenta con un acervo de doce historias, dirigidas a todo público.

José Enrique González fue Autodidacta, de los que tienen la habilidad de aprender por cuenta propia. Técnica difícil y es cuando uno se educa con los libros y con esfuerzo personal. Enrique experimentó estas posibilidades desde el 2008 con el kamishibai en el área de la Comarca lagunera. Su repertorio constaba de doce historias entre las que se cuentan El abuelo, el nieto y su burro (basado en el cuento del Buen hombre y su hijo, del infante Juan Manuel), Dos amigos (cuento tradicional ruso), La sopa de piedra (tradicional inglés), El leñador y la serpiente (leyenda tradicional mexicano), Tsuru no ongaeshi, o el agradecimiento de la grulla (tradicional japonés), Las aceitunas (adaptación libre de un “paso” de Lope de Rueda).

José Enrique González fue autodidacta, de los que tienen la habilidad de aprender por cuenta propia. Técnica difícil y es cuando uno se educa con los libros t con esfuerzo personal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Enrique en una fotografía con niños”.

 

 

 

La Ruta de José Enrique González Heredia:

Enrique caminó por un sin de rumbos, caminos inhóspitos qué iban desde Coyoacán, Tlalpan, Copilco y Ciudad Universitaria, aquí los universitarios eran seducidos por su arte narrativo y expresivo. Sus pasos eran seguidos por los amantes de los cuentos, de las historias, de las anécdotas, del amor a la vida, de la seducción de la muerte, un cuento al que él hacía la anécdota muy graciosa y divertida. Entre los estudiantes universitarios y los bibliotecarios siempre eran asombrados por sus hazañas, sus historias y lo mejor por la amistad.

Enrique en la calle de Régina, en el centro histórico, con una show de imaginación y fantasía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   En la ciudad de México, en el mero corazón de la ciudad, de esta urbe asfixiante pero también la más concurrida, en el mero zócalo, Enrique hacía acto de presencia y dejaba con una sonrisa a quién lo escuchaba a través de sus historias, en la lagunilla, Bellas artes, la calle Regina famosa por el mural de la familia burrón, llena de bohemios, comensales, gustadores del café, de la comida y de la compañía de amigos. Eran atrapados por su arte a través del cuento y de la técnica: del Kamishibai.

“Sus pasos eran de alegría, sus destinos el oído y el ojo de los lectores”.

“Miraba adelante, al futuro, a la cultura”.

 

“En las calles, en los barrios, en las plazas, las avenidas eran telones y preparaban al lector a la espera del acto del Kamishibai”.

 

Por las calles, con un lector buscando la comunión: la comunicación.

En sus palabras: “HIJO, PREPÁRATE AL BURRO, PORQUE VAMOS AL PUEBLO”.

 

 

 

 

 

 

   

    ¡Estupendo Gaito Kamishibaya mexicano! Así le decían quién escuchaba sus asombrosos relatos.

 

“…EL ABUELO SE QUITÓ EL SOMBRERO AL SALUDAR”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Narración en proceso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su ímpetu cultural:

La forma de leer lo qué pensaba era en su blog o saludarlo en persona. De la primera, era cuándo se enfermó puso esto en su Facebook personal: “Vamos a ver cómo carajos le hacemos, pero este año tengo que llevar el kamishibai a todas las escuelas que pueda encontrar: funciones gratuitas, por colecta, contratadas o como sea. Hay mucho por hacer”.

   Pero era sabido de su ánimo para leer y promover la cultura en toda la expresión de la palabra.

 

“Teatro de papel”.

¡El kamishibai ha empezado!

 

 

 

 

Enrique se impulsaba para para leer y promover la cultura en toda la expresión de la palabra.

A todo público acudía Enrique, los niños eran su preocupación.

“Niños, y adultos siempre salían con una grata sonrisa con Enrique y su acto del Kamishibai”.

"El Kamishibai contagiaba alegría"

Los niños con su familia disfutaban del show y de las actividades culturales de Enrique.

 

 

Su misión: la palabra del cuento.

   Lo asombroso de José Enrique González Heredia es la gran visión de educación qué tuvo, en ello se preocupó por los más jóvenes, los niños. En ellos vio el futuro y la semilla de los humanos qué serán humanistas sin qué se dé cuenta, ¿Cómo? ¿Cuándo? A través del cuento y de la palabra como acto de revolución cultural y social. Por ello trabajaba del más altruista y de lo más honesto en qué puede trabajar un hombre y eso es: enseñando con cultura, con educación, con palabras, con humanismo y lo más importante: con corazón.

   Por eso hoy, mañana y siempre recordaremos a José Enrique González Heredia y lo recordaremos con la memoria y el corazón de un amigo, pero como la Maestra Isabel lo dice: un artista urbano, un amigo, un promotor de lectura, un cuentacuentos.

     Descanse en paz amigo José Enrique González Heredia.

En el acto.

 

“Siempre miraba al futuro y hacía adelante”

 

Miradas.

Enrique González Heredia fue un hombre bueno, alegre, divertido, sabio e inteligente, pero sobre todo fue un artísta urbano con talento nato para narrar, pero lo mejor fue para compartir su experiencia, en el mejor libro llamado: vida.

 

Descansa en paz amigo Enrique González Heredia te vamos extrañar por las calles, los barrios, en las plazas. tus historias quedarán en nuestra memoria, en el corazón.

 

Los vídeos de Enrique González Heredia “El Kamishibai” en persona y algunas notas periodísticas:

 

• En el canal de la Dirección General de Educación Secundaria Técnica (DGEST Media):
https://www.youtube.com/watch?v=OysyY_CuIzE

• Entrevista realizada en el 2o Festival de Promoción de Lectura en San Andrés Tuxtla, Veracruz:

http://www.youtube.com/watch?v=JRiMyMd-bYU

• Por si les tocó observarlo en la calle de Regina en el Centro Histórico de la Ciudad de México:
https://www.youtube.com/watch?v=kIkKsTCfT6w

• Enrique, presentándose en Torreón, Coahuila:
https://www.youtube.com/watch?v=2SLfK448Adg

 

“NACIDO EN LA CALLE” Entrevista No.7 “Enrique González”

 

https://www.youtube.com/watch?v=o6ykyepMgbI&feature=youtube_gdata_player

 

https://www.youtube.com/watch?v=o6ykyepMgbI&feature=youtube_gdata_player

 

Teatro Kamishibai. Enrique González

https://www.youtube.com/watch?v=OysyY_CuIzE&feature=youtube_gdata_player

 

Las fotos de su obra cuentista y trabajo como promotor de la lectura:

http://picasaweb.google.com/manolo099/Kamishibai#

 

 Facebook: Enrique González.

Algunas notas en el diario Milenio:

http://www.milenio.com/buscador/?text=kamishibai

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s